El covid-19 y los retos complejos

By 14 septiembre, 2020 Conceptos
conceptos la cocreadora

Quizás nunca habíamos experimentado un reto colectivo global en la época moderna: el COVID 19 lleva ya varios meses complejizando la forma como nos relacionamos, obligándonos a encontrar alternativas que improvisamos para sobrevivir en sociedad y rompiendo todas las teorías del capitalismo.. . Cambiar la curva de infectados provocada por el COVID-19 es algo excepcional que ha llevado a que tanto personas, organizaciones y gobiernos hayan tomado medidas radicales…

¿Qué significa esto para las empresas?

El diseño siempre ha jugado un rol importante al momento de ayudar a las empresas a crear soluciones que agreguen valor internamente. En las últimas décadas, esto ha ido cambiando significativamente para el diseño, pues se ha convertido en un actor clave que ha empezado a impactar la  estrategia a la organización, convirtiéndose en un vehículo obligado para la resolución de problemas – especialmente complejos-.

GK VanPatter, autor de Rethinking Design Thinking, experto en temas de diseño, asesor de gobiernos y organizaciones por más de 30 años, muestra claramente esa evolución, donde se evidencia cómo al inicio, el diseño se preocupaba de desafíos pequeños o medianos para mejorar productos o servicios, y cómo actualmente juega un rol estratégico ayudando a pensar retos grandes que involucran la transformación de organizaciones, sistemas productivos o industrias. 

Imagen: Humantific https://www.humantific.com/

En cada uno de los niveles propuestos por GK VanPatter, se necesitan diferentes mentalidades y herramientas para abordar los desafíos. En relación con el caso del COVID-19, se trata de una pandemia que está obligando a las organizaciones a pensar en retos que tal vez antes no habíamos abordando nunca, es decir, en desafíos gigantes que involucran a toda una sociedad, un país y a el mundo entero. Una situación en una franja muy corta de tiempo nos ha llevado al límite. 

En este tipo de desafíos, una de las dificultades para las empresas es saber priorizar las acciones inmediatas prioricen la salud pública y el bienestar de las personas, trabajadores y ciudadanos. Lo anterior ha resultado en una limitación directa a las libertades individuales al entrar en una dinámica de hiperregulación desde los colectivos: se puede evidenciar en diferentes sectores de la sociedad que han sido tradicionalmente puntos de encuentro como las escuelas, las universidades, centros de eventos y deportes y muchas otras actividades que incluso antes de medidas gubernamentales de aislamiento, la estrategia fue cancelarlo todo. Migrar aceleradamente a otras formas de encuentro, de enseñanza, de protección. Pero luego, ¿cómo establecer la primacía de acciones de la organización en un contexto donde todo se contrae, empezando por la economía?

Son innumerables los desafíos en las organizaciones de tipo comercial, personal, logística, abastecimiento y muchos otros, pero sobretodo, económicos (siempre después de los salud pública). Una de las primeras acciones es “dar un paso atrás de la situación, antes de tomar decisiones y tratar de observar con perspectiva ” John Seely Brown, ex-Director del Palo Alto Research Center, Científico de Xerox y actualmente co-chairman del Deloitte Center for the Edge para abordar las situaciones de forma estratégica. 

El Corporate Foresight o anticipación estratégica es un proceso sistémico y participativo de recolección de inteligencia futura para la construcción de visiones de mediano y largo plazo. Así como un ejercicio de prospectiva, ese proceso tiene el objetivo de mejorar la toma de decisiones en el presente y así movilizar acciones conjuntas (Foren, 2001). En el contexto actual,cada día cuenta, por lo que ser purista con este tipo de herramienta no funcionaría. No obstante, sí puede funcionar una versión donde dando r un paso atrás, recolectemos cierta información, podamos contrastar algunas ideas y tomar decisiones rápidas. En este tipo de contexto, los cambios como constante, aceleran el ritmo y la toma de decisiones. 

En esa construcción de escenarios futuros es importante ser conscientes de los drivers que condicionan el contexto. En ese sentido, el driver es la unidad básica de incertidumbre y se puede definir como una variable, fenómeno o evento que puede causar cambios en el futuro (Ortega, 2013). Ahora, el COVID-19 es el driver que condiciona cualquier experiencia y negocio, por eso, para poder cambiar la dirección de la curva de infectados del virus necesitamos muchas  acciones individuales y organizacionales ahora. Pensamiento e innovación colectiva en acción. 

Para poder tener esa visión de conjunto y ver las cosas desde afuera, se recomienda la herramienta “creación rápida de escenarios”, (aquí te dejo una link de cómo realizar escenarios futuros). Los escenarios son narrativas sobre el futuro que estás visualizando sobre un tema concreto o general de tu empresa, para llevar a cabo estos escenarios, sugiero que estos no sean más largos de dos semanas. Seguidamente, crea los escenarios para tu organización en esta situación especial e identifica dos aspectos claves para este momento de emergencia: riesgo e impacto. Haber reconocido estos dos elementos será clave para ayudarte a tomar las decisiones. 

Aquí te dejo algunas recomendaciones para poder definir tus nuevos escenarios, hacer sentido y tomar decisiones: 

Actualiza tu información a diario

El entorno cambia de forma constante, lo que hoy era una certeza, mañana no lo es, por lo que cada día es importante asegurarse de actualizar los insumos para la construcción de los escenarios. 

Revisa tu visión constantemente

A partir de la construcción de tus escenarios, por definición, tendrás que formular una visión particular, y a partir de ahí, actuar. Es importante, que tengas una mente flexible para poder revisar y redefinir esa visión, casi a diario. 

Aprende cada día

Esto se vuelve esencial para que tus insumos y visión cada vez se vayan haciendo más pertinentes y certeros. Aprende cada día de lo que ha sucedido con las decisiones que has tomado y diariamente interioriza nuevas informaciones. 

Constrasta tus pensamientos

Nuestra mente siempre está limitada a la capacidad de pensamiento, cuando compartimos y escuchamos a otros ampliamos la capacidad de pensar. Pero en estos casos de extrema urgencia, cobra relevancia poder contrastar nuestros pensamientos con otros coequiperos o colegas. Esto Nos ayudará a reflexionar rápidamente  sobre las hipótesis y escenarios que estamos manejando. 

Actúa de forma balanceada

A la hora de tomar acciones mira que éstas tengan en cuenta la sostenibilidad financiera (liquidez/caja), comunicaciones, los empleados, el trabajo remoto, el seguimiento del negocio, la estabilidad de la cadena de suministro y los viajes. 

Este proceso de pensamiento estratégico debemos hacerlo de forma rápida y efectiva, pues el movimiento es una de las fórmulas para  evitar que el impacto para nuestra organización sea el mínimo necesario. Por último, quiero compartir una frase del Dr Michael Ryan, experto mundial en epidemias del World Health Organization, dijo en estas “la perfección es el enemigo si queremos ganar”.

Y ahora, ¿cómo nos preparamos para el día? 

Leave a Reply