Actualizando modelos conceptuales

[vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» overlay_strength=»0.3″ shape_divider_position=»bottom»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_link_target=»_self» column_shadow=»none» column_border_radius=»none» width=»1/1″ tablet_width_inherit=»default» tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid»][image_with_animation image_url=»6342″ alignment=»center» animation=»Fade In» border_radius=»none» box_shadow=»none» max_width=»100%»][vc_column_text]Esta semana queremos traer una reflexión sencilla pero esperemos que de valor. ¿cuantos conocen la innovación incremental? ¿radical? ¿disruptiva?

En innovación hemos usado durante muchos años las lógicas conceptuales de la Matriz de Ansoff y los tres horizontes de McKinsey. Esa lógica nos habla de que cuando innovamos en productos/ servicios o mercados que conocemos, debemos hacerlo rápido y para el corto plazo (horizonte 01). Cuando ya estamos innovando con productos nuevo o mercados distintos al habitual, necesitamos más tiempo y recursos, por lo que debemos hacerlo al medio plazo (horizonte 02). Ya cuando realmente estamos creando nuevas categorias de producto/ servicio o generando nuevos nichos de mercado, debemos explorar más, y ver esas innovaciones en el largo plazo (horizonte 03). 

En la actualidad, la situación generada por la pandemia, hace que los horizontes se desdibujen y las empresas tengan que pensar en el corto plazo estar desarrollando y apostando por proyectos de innovación radical o disruptiva. La exploración se tiene que repensar, aumentar el riesgo y focalizar los esfuerzos. ¿Qué piensan?

En nuestra experiencia estamos viendo que muchas empresas están en un momento «de verdad» donde realmente tienen la capacidad de reinventarse y generar nuevos productos y servicios que les ayude a generar un nuevo flujo de caja o el proyecto empresarial estará llegando a su fin. 

[/vc_column_text][image_with_animation image_url=»6341″ alignment=»center» animation=»Fade In» border_radius=»none» box_shadow=»none» max_width=»100%»][vc_column_text]La teoría de los horizontes de McKinsey tiene que ser repensando con las condiciones actuales donde muchas empresa no están pudiendo seguir una evolución «lógica» sino que necesitan unas acciones rápidas de transformación para poder sobrevivir. 

¿Qué piensan? Comparte tus comentarios por email o en redes. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *