En este ejercicio aprenderás formas para ingeniar a través de la expresión de tus ideas de muchas maneras divertidas. ¿Has notado que en el mundo de ahora, las personas entienden más fácilmente viendo las ideas que escuchandolas? El pensamiento visual es un proceso que consiste en plasmar ideas en un dibujo, utilizando elementos relacionados entre sí. El objetivo de esto es tener una comprensión más sencilla de lo que intentamos transmitir, con la que podremos identificar problemas, descubrir conexiones nuevas o generar soluciones. Dam Roam, autor del libro: “Tu mundo en una servilleta”, dá un paso más y determina que el pensamiento visual significa aprovechar la capacidad innata de ver para descubrir ideas que, de otro modo, serían invisibles desarrollarlas rápida e intuitivamente, y luego compartirlas con otras personas que puedan captar de forma simple lo que estamos pensando. Por lo tanto en este ejercicio lo que vamos a ver es cómo podemos empezar a desarrollar esa capacidad visual, ya que muchas personas dicen que no saben dibujar, pero esto no se trata de dibujar sino de comunicar de manera gráfica. Los pasos que vamos a seguir son:
  1. Identificar el Foco Creativo: Para desarrollar el ejercicio, tenemos que tener claro cuál va a ser nuestro foco creativo.
  2. Dibujar el Pasado: Ahora tenemos que hacer un dibujo de cómo era la situación en el pasado. No tiene que ser una ilustración descriptiva de la situación, sino una metáfora de lo que pasó.
  3. Dibujar el Presente: Dibuja cómo se encuentra la situación en este momento; aquí es importante que identifiques y representes cuáles son los cambios significativos que ha habido respecto al pasado.
  4. Dibujar el Futuro: Por último, vamos a preguntarnos: ¿Cómo nos gustaría que evolucionará la situación? Ahí dibujamos lo que nos gustaría ver siguiendo la metáfora anterior. Esto tiene que ayudar a ser una inspiración para nuestro proceso creativo.
  5. Generar Acciones: Una vez realizados los tres dibujos, debemos generar conversaciones alrededor de ellos para ver cómo eso se puede convertir en acciones concretas para la organización.